Saltar al contenido

Foto

Pokemon: Sueños y Pesadillas


  • Este tema está cerrado Este tema esta cerrado
53 las respuestas a este tema

#21
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
1º: Primero que nada, quiero agradecer a los que están leyendo el Fic por tomarse el tiempo. Realmente pensé que esto iba a quedar apenas lo empezase pero parace que tiene para rato y creanme que voy a darme mis tiempos para poder escribir esto como la gente.
2º: Segundo que nada XD, voy a empezar a hacer algo (que no es para nada una idea mía, mas tampoco es un plagio) que se llamaría "Musicalizar los capítulos. Una característica que nunca se usa del foro es el de poner videos, y eso pienso hacer, poner un video de YouTube con una canción de mi gusto que cuadre con la trama del capítulo. Espero que las canciones tambien les gusten a ustedes.
3º: Tercero que nada:

Otra vez, los invito a jugar con otra pregunta análitica, que tiene como premio una pregunta acerca del Fic por PM, que voy a responder gustoso. Esta es la consigna:
En este capítulo Ken y Alex redirigen su recorrido a cierta ciudad. Yo les pregunto: ¿Que relación lleva el nombre de la ciudad con el título de este capítulo (Cuando Enfrenta al Sol no Deja Sombra)?

4º: Cuarto que nada, el capítulo:

----------------------------------------------------------




Capítulo 6: Cuando Enfrenta al Sol no Deja Sombra

Ambos amigos llegaron a Ciudad Cerulean para el atardecer. Decidieron dejar el estreno de sus nuevas carpas para cuando realmente las necesitasen y se alojaron en el centro pokemon. La misma enfermera Joy que los había ayudado cuando Pichu había quedado grave estaba allí, y los reconoció.

- Han vuelto por aquí. ¿Vienen a alojarse? -

Le respondieron que sí, les consiguió una habitación pequeña para los dos, dejaron sus cosas sin desempacar. Solo sería por esa noche. Al día siguiente Ken iría al Gimnasio, lucharía con el líder y se largaría de allí.

~o~o~

- Veamos... según esta guía para el entrenador, hay trece Gimnasios pokemon repartidos por la región. Necesitas conseguir la medalla de por lo menos ocho líderes para poder concursar en la liga pokemon, ese es el objetivo estándar de la mayoría de los entrenadores y el que hemos decidido seguir... ¿verdad? – Alex apartó la mirada de la guía para el entrenador.

- Ajá – Dijo Ken, sin mucho entusiasmo – Continúa -

- Sin embargo... hay ciertas condiciones... al parecer, los Gimnasios tienen cierta Jerarquía, tres distintos niveles... y debes tener por lo menos dos de nivel primerizo, tres de nivel secundario y tres de nivel terciario para poder concursar en la liga. Nota: esta última regla fue agregada a partir del vigésimo segundo campeonato general de la liga pokemon para evitar desniveles bla bla bla... – Alex comenzó a hojear el libro.

Ambos estaban caminando por las calles de la ciudad, dirigiéndose al primer gimnasio de su recorrido. Ninguno de los dos había dormido muy bien ya que estaban acostumbrados a la comodidad de sus dormitorios, mas Ken no tenía alternativa y Alex no iba a dejar a su amigo solo por un capricho.

- Aquí: Ciudad Cerulean: ríos internos, - Salteó el párrafo - la ciudad de agua... – Salteó ese también - gran variedad de pokemon acuá... – Tercer salto de párrafo – Gimnasio pokemon de ciudad Cerulean – Comenzó a leer para adentro – Ken, el de esta ciudad es un Gimnasio de agua, así que deberías tener ventaja usando a Pichu o a Shinx. -

- Perfecto -

- Sin embargo esta cualificado como un Gimnasio de nivel dos. Recién empiezas tu viaje, ¿No sería mejor que comenzases retando a un líder de Gimnasio nivel uno? – Le preguntó. No obtuvo respuesta de su amigo.

- Ya llegamos Alex. – Y de hecho, estaban frente al Gimnasio. Ken llamó a la puerta.

Un hombre con corbata azul, una camisa arremangada también color azul y unas ¿bermudas? Les abrió la puerta.

- ¿Qué desean jóvenes? Si vienen a ver si hay boletos disponibles para la próxima exhibición del líder Cley, lo lamento, se han agotado. Si lo que desean es ver el desafío que el entrenador Steve ha de tener con el líder en estos momentos, sean libres de
pasar - Les dijo con aires formales el hombre.

- De hecho vengo a desafiar al líder Cley a una batalla de Gimnasio yo mismo. – Le dijo Ken, tajante pero nada grosero.

- ¡Ah! De acuerdo, déjenme ver... – sacó una pequeña agenda de su bolsillo – Hay reservaciones para mañana desde las tres de la tarde, tiene suerte joven entrenador, usualmente esos horarios están ocupados – Le dijo amablemente el encargado.

- ¿Acaso no puedo retarlo hoy? – Le preguntó Ken, confundido.

- No, de hecho. Los horarios están ocupados. – Le respondió. - A menos que... – Revisó la agenda - Cley ha insistido en agendar un horario nocturno... si quiere retarlo hoy, sería a las dos de la madrugada... aunque técnicamente ya sería mañana pero usted entiende. – Le sonrió con una gracia formal. Ken lo fulminó con la mirada.

- Tiene que ser una broma – Le dijo Ken, serio.

- Me temo que no joven entrenador, no se qué otro Gimnasio pokemon haya visitado en el que el desafío se organice a la rapidez que usted propone pero... bueno, - dijo el hombre, intentando resumir la conversación – Le sugiero que espere hasta mañana, puedo agendar su reservación en este momento. -

Ken suspiró un momento con la cabeza hacia abajo. Luego volvió su mirada al hombre

- Anóteme para hoy a las dos de la madrugada, si es tan amable – Una sonrisa seca. Alex lo miró con cara de anonado.

~o~o~

- ¿No podías esperar siquiera hasta mañana? – Le reprendió Alex

- Alex, cuanto más rápido haga las cosas, mejor – le dijo Ken.

Alex suspiró. No le agradaba nada lo que estaba pasando. Entendía, como su mejor amigo, que a Ken no le agradase la idea de viajar, pero también debía hacerle comprender que su aventura no terminaría de un día para otro, y que sí iba a estar en ello, debía empezar a disfrutarla, para poder continuar. El problema era, ¿Cómo hacerle entender?

~o~o~

Cenaron en el centro pokemon. Luego para matar el tiempo, Alex se quedó leyendo un libro dentro de la habitación. Ken se sentó a observar el río de allí.
Llegadas las dos menos cuarto, cada uno por separado se dirigió hacia el Gimnasio pokemon de la ciudad.

~o~o~

El mismo hombre llevaba el mismo atuendo, pero ambientado al frío de la noche; las bermudas en realidad tenían una parte baja agregada con una cremallera, y la camisa ya no estaba arremangada.

- Pasen por favor. – Ambos amigos entraron al Gimnasio a través de varias puertas.

El campo de batalla era, básicamente, una piscina. Sin embargo, en valor al desafiante que podía no usar pokemon que nadasen, había un suelo donde pisar sobre la piscina, con varios huecos para que los pokemon nadadores pudiesen usar ambas partes del campo. Su oponente, el líder Cley estaba del otro lado. Curiosamente no era
Muchos años mayor que Ken, sin embargo estaba bien vestido como adulto, de traje, color celeste. Tenía el pelo recogido con una cola.

- Bienvenido – Le dijo a Ken – Este es mi Gimnasio pokemon de agua. Si me vences, te ganarás una medalla de Gimnasio, un importante paso para llegar a la meta de la mayoría de los entrenadores, la liga pokemon. ¿Te llamas Ken verdad? – Ken asintió – Ken, ¿cuántas medallas de Gimnasio tienes por el momento? -

- Ninguna – respondió el chico con indiferencia.

- Pero ¿Viniste a un Gimnasio avanzado sin ninguna medalla? Es decir ¿recién comienzas tu viaje pokemon? – le preguntó confundido el líder Cley.

- Así es – le dijo Ken, con la misma indiferencia.

- Vaya... ¿seguro que quieres continuar, verdad? – Le dijo Cley, ya no muy seguro.

- Sí, comencemos – Ken comenzaba a molestarse.

- Bue-bueno... Ray, ¿Me harías los honores? – Un chico de la edad de Ken estaba sobre una tribuna, con un micrófono.

- Esta batalla pokemon será de una sola ronda, un pokemon contra otro pokemon. Sin embargo, el desafiante podrá intercambiar al suyo solo una vez. – Miró a ambos contrincantes. - ¿están listos? ¿Tienen a sus pokemon preparados? -

Cley asintió. Ken mostró la pokebola de Shinx a modo de respuesta. Estaba harto de responder afirmativamente.

- De acuerdo... ¡Comiencen! -

- ¡Tentacruel, Ve! – Cley mandó a su pokemon as, Tentacruel, que se sumergió en el agua, bien profundo.

- ¡Shinx, vamos a por él! – Ken lanzó su pokebola al estadio. Y esta cayó ahí, sin que nada pasase.

Todos allí miraron a Ken, confundidos.


- ¡Hey! ¿Seguro que esa es la pokebola de tu pokemon? – Le preguntó el líder.

Ken guardó silencio a una pregunta tan obvia. Se acercó al estadio y tomó la pokebola. La revisó, y estaba intacta. A su vez, estaba seguro que era la bola de su pokemon.

- Veamos... ¡Shinx, ve! - Lanzó la pokebola un poco más cerca, por si acaso. El pokemon no salió de ella. Con una calma furiosa, guardó el dispositivo en su bolsillo.

Estaba por darse media vuelta, dejando mudos a todos, cuando, con esa misma calma furiosa resopló, volvió a girarse y tomó otra pokebola de su bolsillo.

- Ve Pichu – dijo sin más. El pokemon salió de su pokebola.

- Empiecen – dijo en voz baja, amplificada por el micrófono, aquel joven.

Cley reaccionó.

- Tentacruel, ¡sal a la superficie y usa picotazo venenoso! -

- ¡Esquívalo Pichu! – Demasiado tarde; una aguja venenosa rozó una oreja. Sin embargo no parecía herido gravemente.

- ¡Pichu, salta encima de Tentacruel y usa chispa! – Con una agilidad asombrosa el pokemon se posó encima del pokemon con tentáculos, y comenzó a brillar.

- ¡Tentacruel cuidado! – Pero antes de la reacción del pokemon, su contrincante ya había utilizado su ataque y lo había electrocutado con gravedad. Tentacruel quedó atontado.

- ¡Excelente Pichu, lo hiciste bien! – Gritó eufórico Ken, y Alex sonrió. Por lo menos seguía siendo el mismo cuando en medio de una batalla pokemon. - ¡Ahora embístelo y devuélvelo bajo el agua!

Y con aquella agilidad, Pichu se impulsó con la cabeza de Tentacruel, dio un salto y lo embistió con la cabeza. Tentacruel quedó bajo el agua.

- De acuerdo... Pichu, ¿confías en mí? – le preguntó a su pokemon, que se dio media vuelta. Con un gruñido cantarín expresó alegremente que sí. Al parecer estaban de acuerdo en que había sido un buen comienzo. – bueno... esto puede dolerte un poco, pero no será nada grave: Quiero que sumerjas tu cola en el agua por alguno de los huecos y uses chispa. – Una sonrisa triunfante inundó la cara de Ken mientras que una concentración analítica cruzaba el rostro del líder Cley.

Pichu se acercó a un hoyo bastante alejado de Tentacruel, y sumergió su cola. Como la última vez, su cuerpo comenzó a brillar.

- ¡Tentacruel usa agilidad! – Y en cuestión de un segundo Tentacruel estaba frente a Pichu. – Usa chorro de agua.

Un potentísimo chorro de agua salió disparado de la boca de Tentacruel justo antes de que Pichu ejecutara el movimiento de Chispa por completo. El agua alcanzó a Pichu y lo mandó a volar por los aires, acabando, casualmente, en las manos de Cley, inconsciente. La batalla había terminado. En el rostro de Ken se mostraba la sorpresa y, algo que asustó a Alex, un poco de pánico. El joven en las tribunas anunció el resultado del combate. Cley se acercó a Ken, y le puso a su Pichu en sus brazos.

- Dime Ken, ¿Vienes de villa Mineacia? -

Ken asintió

- Escucha... tu pokemon no está grave ni nada, con un buen reposo bastará para que esté como nuevo. Escucha: A pesar de recién empezar con las batallas tienes bastante talento, pero has comenzado dando pasos muy grandes. Te sugiero que sigas tu camino hasta ciudad Liam, donde está el gimnasio de nivel básico más cercano. Luego, cuando estés listo te ruego que vuelvas a mí. Hasta entonces, no tendré otro combate contigo -

En la mirada de Ken se reflejó instantáneamente el reproche. Pero se fue exactamente como vino.

- Cuando vuelva... el resultado será distinto – Se limitó a decir

- De acuerdo – Sonrió el líder – y oye... ¿qué habrá pasado con el otro pokemon tuyo? Será mejor que le pidas alguien que revise aquella pokebola. -

- No hay cuidado, no le pasa nada malo a la pokebola. No es la primera vez que pasa, descuida. -

~o~o~

El y Alex salieron del Gimnasio. El silencio incómodo reinó durante los minutos hasta que Alex decidió romperlo, ya harto.

- Lamento que perdieses. Fue una buena batalla -

- Quizá él tenía razón. Intenté dar pasos muy largos. No importa cuan corto o largo sea este viaje, debo hacer las cosas bien. Nunca me he tomado las cosas a la ligera y no lo haré ahora. – La determinación brillaba en los ojos de Ken.

- ¿A ciudad Liam? – Le dijo Alex con entusiasmo

- Así es. – Le dijo Ken. – Vamos por nuestras cosas del centro pokemon. Iremos a acampar al lado del monte Luna. Luego, podremos seguir nuestro camino. Ahorraremos tiempo por la mañana. -

- De acuerdo – dijo Alex, notando el cambio de actitud de su amigo. Aún estaba ahorrando tiempo, pero esta vez de manera positiva. – Y Ken... ¿A qué te referías con eso de que no es la primera vez que te pasa, con eso de la pokebola de Shinx? -

- Ah sí. Shinx se niega a salir de la pokebola cuando está molesto conmigo y me hago una idea de por qué lo esta ahora. Tú también, de hecho. Supongo que le debo una disculpa por haber sido tan huraño estos últimos dos días. Claro, eso cuando salga de su pokebola... -

- ¿Y su encierro cuando puede durar? – Cuestionó Alex, alarmado.

- Tú dime. – Le dijo Ken.

A Alex le costaba entender el hecho de que a Ken no le preocupase que su pokemon predilecto se encontrase en huelga por tiempo indefinido.

----------------------------------------------------------


Acá está el capítulo. Espero que les haya gustado. Tratén de contestar la pregunta de arriba, si pueden... (¿Que relación guarda el nombre de la ciudad a la que Ken y Alex se dirigen con el nombre del capítulo?). La recompensa es una pregunta acerca del Fic eh :lol:
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#22
Moska~

Moska~

    asdf~

  • Crema y Nata
  • 2281 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Lima / Peru
  • Badge:
u.u... me la pones tranca pero etaba bueno este capitulo

voy a tratar de sacar la respuesta igual

salu2! :lol:
  • 0

Comentar Imagen

Moska~

Pks~

SI alguien tiene C.s 1.6 No steam.. avisarme por MP asi nos tiramos una guerrita :3


#23
TeWéDe

TeWéDe

    Futboool <3

  • Crema y Nata
  • 4316 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Perú ~ Lima
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:


Muy buen FIC el anterior y este :lol:
el anterior no lo pude ver estaba en otra cosa
muy buen FIC voy a tratar de averiguar la pregunta y esta muy tranca y sigue asi esta muy interesante el FIC :lol:
  • 0

#24
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
Bueno lectores, gracias a la pregunta analítica que hize pude comprobar lo que quería.
Cuento que el objetivo de esa pregunta en realidad era para comprobar si los que leían el Fic prestaron atencion a la cancion que puse de YouTube, si siquiera la escucharon. Con esto me di cuenta de que NO, no escucharon la canción, y les cuento como lo sé.

Los pasos que seguramente pudieren seguir para sacar la respuesta es primero, saber qué significa ciudad "Liam" por lo que pueden buscar eso en google. Lo que les apareceria primero, es un artículo de wikipedia, donde se explica que Liam es abreviativo del nombre del cantante principal de la banda inglesa Oasis.
Sabiendo eso... ¿Qué relación tiene Liam con la frase "Cuando enfrenta al sol no deja sombra"?. Bueno es dificil de saber, pero seguramente pueden pensar que:

- Es una frase típica del hombre
- Es el nombre de una canción.

Y la respuesta estaba en sus narices. La canción que puse para musicalizar el capitulo se llama "Cast no Shadow", se traduce como "No Deja Sombra"; y el estribillo de esta canción cita "As he face the Sun he cast no shadow"; se traduce como "Cuando enfrenta al sol no deja sombra". Ahí está su respuesta: El título tiene una relacion con el nombre de una canción de Liam.

Igual me dí cuenta de que la puse difícil, pero no era tanto dificil si prestaban atención mínimo al título de la canción :lol:. La proxima va a estar más facil.
Mañana publico el proximo capitulo :lol:
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#25
Moska~

Moska~

    asdf~

  • Crema y Nata
  • 2281 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Lima / Peru
  • Badge:
jojojo... en realidad si escuche la cancion pero no le preste atencion a la letra de la cancion

salu2!
  • 0

Comentar Imagen

Moska~

Pks~

SI alguien tiene C.s 1.6 No steam.. avisarme por MP asi nos tiramos una guerrita :3


#26
PABLOSK8

PABLOSK8

    Maestro Pokemon Oficial

  • Popular member
  • 690 Mensajes
  • Gender:
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:
jajaja que shinx mas rebelde jajajaa

que les esperara a los dos jovenes... ni idea jajaja
  • 0


Comentar Imagen

Comentar Imagen


Comentar Imagen
Gracias Danlucard ^^


#27
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
el capitulo de hoy:

----------------------------------------



Capítulo 7: Una Risa Maniática

- ¡Vé Pikachu! – gritó Alex, y cruzó los dedos

- ¡Sal de una vez! – Ken lanzó la pokebola de Shinx. Nada sucedió. Fue furioso hasta ella, la tomo con su mano derecha y la acercó a su boca - ¿Acaso tienes miedo de perder contra Alex? Vaya, de verdad no tenía idea de que mi mejor pokemon era un cobarde...

Nada.

- Supongo que sigue empacado... – Le dijo Alex, ya sin remedio guardó a Pikachu. -

- Que más da... – Dijo Ken, guardando su pokebola – Intento ser positivo, ¡¿Qué parte no entiendes de ello?! – exclamó, dirigiéndose a la pokebola. Alex suspiró.

- Ken, lo cierto es que... si bien ya no estas tan huraño no basta con que seas algo más positivo. Dime, ¿Crees que el viaje de un entrenador pokemon finaliza con la liga? Tu padre te obligó a iniciar un viaje para que lleves a cabo tus propios objetivos. El medio para hacerlo es entrar en el mundo de los entrenadores, pero ya te lo dije: este viaje será largo, y lo mínimo que podrías hacer es comenzar a disfrutarlo. – En realidad ya tenía pensado ese discurso. Lo había meditado la noche anterior, la manera más directa de decirlo.

- Pues que pena que no pueda cruzar el umbral de lo positivo Alex – le dijo Ken dándole la espalda. Ciertamente Alex esperaba otro tipo de reacción, una especie de despertar...

Quizá la solución para despertar a su amigo no se encontraba en él.

- Vamos a armar las tiendas para poder ir a dormir. Mañana entrenaré en la pradera más cercana. No fallaré esta vez. Solo estamos a mitad de camino de ciudad Liam... – Dijo Ken, con una sonrisa desafiante. Aunque no lo demostrase, esa última derrota lo había dejado con la mayor sed de victoria. -

- Te ayudaré. Veamos... El líder de ciudad Liam usa pokemon de tipo bicho por lo que tu mayor ventaja es Charmander. Luego podrías practicar distintas combinaciones con tus otros pokemon. -

- Conozco una nueva estrategia para probar con Pidgey. De acuerdo, podemos practicarla mañana. – Terminaron de armar sus tiendas de campaña con un silencio incómodo, y ambos se fueron a dormir.

~o~o~

- ¡Pichu embestida! -

- ¡Impactrueno Pikachu! –

El ataque de Pikachu falló debido a la velocidad de Pichu, quien saltó para embestir a Pikachu, sin embargo se detuvo antes de la colisión. No estaban luchando, y si herían a Pikachu deberían dejar de practicar. Un viento sopló en aquella bella pradera.

- Gran trabajo Pichu – Ken lo regresó a su pokebola.

- Muy bien, intentemos aquella estrategia tuya que tenías planeada con Pidgey. Será interesante como te las arreglas en esta situación desventajosa, de esa manera te será más fácil en el Gimnasio... Ken, ¿Me estás escuchando? – Alex puso los ojos en blanco al ver que su amigo no le prestaba atención. Estaba dado vuelta, ¿Mirando qué?

- Cállate y acércate – le dijo. Estaba serio pero sus ojos brillaban, de la misma manera que le brillaban al padre del chico cuando hacía un descubrimiento.

- ¡Oh vaya! – Alex casi se cae hacia atrás. Ese era un Nidoran hembra... ¿de color rosa?

- Nunca había visto algo así. Pero no será la última vez que lo vea... voy a atraparlo – Y envió a Pidgey al combate.

El pokemon exploró los cielos (no demasiado alto). A la orden de su entrenador, comenzó a lanzarse hacia la presa, que noto el ataque justo antes, y lo esquivó.

- ¡Tornado! – gritó Ken a su pokemon

- ¡ALTO! – exclamó una voz femenina. Esta vez Ken casi se cae para atrás. Aquella persona se acercaba a paso rápido hacia ellos. Todavía no podían distinguirla con claridad, aunque... de todas maneras no la conocían.

- ¿Qué es lo que pasa? – le preguntó Ken exclamando en voz alta, mientras ella seguía acercándose.

- ¡Aléjate de mi pokemon ahora! – le grito de manera grosera.

- Oye... - dijo Ken en tono serio. El sol le pegaba en el rostro. La chica ya estaba en frente de él. – Lamento si quieres capturar a este extraño Nidoran pero yo lo vi primero... -

- ¿Capturarlo? Este pokemon ya es mío idiota – Y aquella chica le mostró una pokebola, y guardo al que al parecer era su pokemon en ella.

- Discúlpate chica. No sabía que este pokemon tenía dueño, no hacía falta que me llamases idi... – El sol ya no le daba en la cara, y Ken podía levantar la cabeza. Mal hecho, quedó como un verdadero idiota. Se perdió como un estúpido adolescente en los ojos claros de aquella chica, que terminó perdiendo la paciencia.

- ¡Tú discúlpate! Por poco hieres a mi pokemon... – Despejó un mechón de su negra cabellera, recogida con un moño. Otro atractivo de aquella muchacha. Ken reaccionó. O intentó reaccionar, sus labios eran atrayentes... Se abofeteó mentalmente.

- De acuerdo... lo siento mucho. No soy un ladrón, ni tan poco un abusador. No volveré a tocar a tu pokemon. -

- Adios – dijo ella hastiada.

Alex se acercó al oído de Ken y le susurró:

- Que muchacha más histérica... -

Ken no dijo palabra alguna. Su mirada seguía la trayectoria de la mencionada.

~o~o~

- ¡¿Dónde rayos estás Ken?! – Gritó Alex. Había ido a por un poco de agua a la tienda, para poder cocinar la cena (en una excelente olla eléctrica) y al minuto su amigo no estaba.

Había estado buscando por varios minutos, hasta que, cansado, se apoyó en el tronco de un árbol. Entonces recordó que podía rastrearlo con su poke-reloj mediante GPS. Ya había comprobado que el chico se había dejado su propio reloj sobre su tienda de campaña, pero aquella maravilla podía rastrear su pokedex... Y Ken estaba...

~o~o~

- Que bella noche – Dijo Ken para sí.

“Que bella chica” Pensó, también para sí. Se ruborizó al instante, y cerró los ojos a las estrellas. Había sido una excelente idea haber llevado aquel sillón inflable. Eso era relajarse... Entrecerró los ojos. Quizá podría intentar disfrutar de aquellas cosas del viaje, pequeñeces como esas, que aún así lo hacían feliz momentáneamente. Cerró los ojos completamente, dispuesto a una siesta...

- ¡Idiotaaaaaaa! – Alex pateó el escape de aire de aquel sillón, que se desinfló al instante. Ken cayó al suelo. – Te he estado buscando, mínimo dejabas un mensaje...

- Gracias por la caída – respondió Ken con reproche, mientras se frotaba los ojos – Solamente envidias el hecho de que yo estaba teniendo una reconfortante siesta y... -

Un grito lo interrumpió.

- ¡AAAAAAAAAAAAHHHH! –

Ken se incorporó y llevó sus dedos a sus sienes.

- Conozco esa voz... -

- ¡Es aquella histérica! – Dijo Alex, sin (aparentemente) darse cuenta de que molestaba a Ken.

- Veamos que pasa... – Dijo Ken, con tono introvertido, aunque realmente, por más que deseara ver su rostro otra vez... prefería seguir durmiendo...

Corrieron en una dirección al azar, Alex siguiendo a Ken. Al minuto el primer chico se paró.
- Ken... el grito que escuchamos provino del otro lado... – Le dijo Alex.

- Oh... – Cambiaron de dirección y corrieron varios metros.

- Ken... sea cual sea el problema, no sería bueno quedarnos aquí mietras haya uno. Iré a cuidar nuestras cosas, las guardaré y luego vendré en tu encuentro. Ve y averigua que es lo que está pasando. – Y Alex se desvió.

Ken volvió a escuchar la voz familiar, en forma de jadeos; parecía que la chica estaba corriendo. Ken se orientó por el sonido, llegó hacia el final de la pradera. Lo que seguía era bosque, y estaba oscuro. La perspectiva no le gusto a Ken.

- Ve Charmander – y liberó a su pokemon de fuego. – Ayudame a ver aquí en la oscuridad y... no comiences un incendio, ten mucho cuidado. – Su pokemon se expresó avergonzado. Ken sonrió, y se sorprendió el mismo al ver que no estaba forzando su sonrisa. ¿Acaso justamente esa era una situación graciosa?

Ken siguió escuchando los jadeos, y comenzó a apresurarse. Se adentraba cada vez más en aquel bosque. Maldijo por haber dejado su poke-reloj en la tienda. Podría intentar rastrear al entrenador más cercano, o sea ella. Y los jadeos se hicieron más y más notorios, se estaba acercando. Y algo chocó con él, tirándolo al piso. Intentó mover lo que sea que tenía encima, que al tacto de la piel entendió era una persona. Se asustó en parte. Su pokemon se acercó y gracias a su cola pudo divisar el rostro de aquella persona... Y viceversa.

- ¡TU! -

- ¡TU! – dijeron al mismo tiempo.

- ¿Todo el tiempo fuiste tú, maldito insolente? Rayos, encima me dejé asustar por un imbécil... me has hecho esto porque frustre tu intento robar mi pokemon ¿verdad? -

- Esto me gano por venir a ayudarte... – Murmuró Ken, que terminó por darse cuenta de la posición en la que se encontraba. Se ruborizó en gran medida, pero ella pareció no notarlo. Intentó apartarla con delicadeza. Entonces ella sí se dio cuenta de la situación y se ruborizó también, incorporándose y susurrando inconscientemente un “lo siento”.

- Escucha... primero que nada: Yo escuche que alguien gritaba y vine en ayuda. Alex, mi amigo, debería estar viniendo también hacia acá. Segundo: Lamento lo de tu pokemon, ya te lo dije, no tenías por qué volver a reprochármelo. Y tercero: ¿Qué fue lo que pasó? – Ken se apoyó en un árbol. Había corrido bastante. La muchacha lo imitó, apoyándose en aquel árbol. Reflexionó un instante.

- Bueno... de acuerdo: Lamento haberte reprochado lo de Nidoran, pero deberías fijarte si aquel pokemon es uno salvaje o uno entrenado, después de todo: ¿No notaste que el aspecto o la presencia del pokemon no era nada que ver con los pokemon salvajes? Digo, un pokemon salvaje suele estar con su manada... y sucio. -

- Bueno, no... No lo noté... No porque no haya estado limpio – Se apresuró a decir antes de comenzar otro malentendido – Es que estaba más concentrado en el color que tenía... es un pokemon muy especial, se supone que los Nidoran hembra sean de color azul... Debiste esforzarte mucho para atraparlo -

La chica le sonrió. Empezaba a caerle mejor... Y seguía siendo linda...

- Mi nombre es Louise – Dijo ella, como si diciendo su nombre estuviesen formalizando una simpatía.

- El mío es Ken -

- De hecho, atrapé a Nidoran por pura suerte. – Dijo ella - Estaba ahí como si nada, entre todos los Nidoran hembra, como uno más del grupo. Lo capturé apenas comencé mi viaje, hace tres días. -

- Vaya, mucha suerte. Yo comencé hace dos días. – Sonrió el también. No sabía por qué le estaba agradando la conversación. Y recordó, milagrosamente con una reacción de sus neuronas, que se habían desviado del tema – Pero... no me has contestado: ¿Por qué estabas corriendo? -

La chica ocultó su rostro.

- A decir verdad... me alegró encontrarme a alguien. Malditos rumores del bosque... te hacen alucinar. Debí seguir las advertencias e ir por otro camino hacia ciudad Liam. -

- ¿Rumores? -

- ¡Hey, aquí estoy! – Alex venía corriendo desde lejos, con ambas mochilas en mano. – La encontraste. Ambos están bien, eso es bueno. – Dijo. Ken, en el fondo, sintió como si el momento se hubiese arruinado y a la vez, mucha tranquilidad. Ahora que las cosas estaban en orden podían aclarar el asunto.

- Dime... ¿De que rumores hablabas? – Le preguntó Ken a Louise.

- De los rumores del bosque Vitáfilo, por supuesto. Es imposible que no sepas acerca de ellos... -

- Pues no, no sab... – Alex interrumpió a Ken.

- ¡¿Estamos en el bosque Vitáfilo?! Tiene que ser una broma... -

- ¿Qué hay con el maldito bosque? – Preguntó Ken.

Ambos Louise y Alex estaban por responder cuando una risa demente resonó por todos lados.

- Bien... no alucinaba... – Murmuró Louise, “más tranquila”.

Charmander alumbró aún más el lugar con su cola, intentando disipar el reciente miedo.

----------------------------------------


Espero que les haya gustado, en lo personal este capitulo me satisfació en el hecho de que le di un poco de hormonas a Ken, cosa que en la serie Ash tiene menos hormonas que un chico de siete años. Igual no esperen mucha franela, porque no va a haber.
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#28
TeWéDe

TeWéDe

    Futboool <3

  • Crema y Nata
  • 4316 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Perú ~ Lima
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:


jejeje me dio risa este episodio y al mismo tiempo ..... :(
¿que sera esa voz?
esta interesante el FIC amigo sigue asi esta interesante y alfin Ken encontro a alguna chica estaba mas tiempo con Alex y no con otra parecian .... :huh:
jejejje mentira,buen FIC sigue asi espero el otro capitulo con intriga que sera la voz :blink:
  • 0

#29
PABLOSK8

PABLOSK8

    Maestro Pokemon Oficial

  • Popular member
  • 690 Mensajes
  • Gender:
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:
jajajaja Mach... dejame el suspenso a mi jajajaj XD jajaja

buen capitulo :( me agrado que hayas introducido comedia a la historia jajaja sino se vuelve muy aburrida jajaja XD espero el siguiente capitulo XD
  • 0


Comentar Imagen

Comentar Imagen


Comentar Imagen
Gracias Danlucard ^^


#30
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
jajaj bueno, en principio en la historia tenía pensado incluir varios momentos si no graciosos, Irónicos o Sarcásticos porque le agrega naturalidad a la historia. Igual estos primeros Caps tuvieron que ser algo amargos pq en este Fic decidí hacer las cosas como yo me las imagino y no seguir el esterotipo del Fic pokemon. Se supone que los entrenadores siempre están ansiosos por viajar pero en este caso Ken va a ir ganandole el gusto a su viaje de a poco, eso es lo que quiero lograr, el hecho de que en este Fic las cosas cambien con el tiempo como en la vida real, NO a los CAMBIOS SUBITOS.
Gracias por leer y comentar :(
¿Y les gustó la cancion? Es un temazo de Coldplay, si no lo escucharon háganlo...
Y no puedo prometer que voy a decir cómo o porque resuena esa voz, pero tampoco los voy a dejar con suspenso, más bien el proximo capitulo te deja con una intriga y ganas de que siga nomás.
El siguiente capítulo que viene no, el otro, va a ser una pura batalla pokemon así que les voy a pedir que me aconsejen sobre algo que haya hecho mal o que pueda hacer mejor de las anteriores batallas (que fueron más breves) para que esa batalla en especial sea entretenida de leer y la puedan disfrutar, que lo que les puedo prometer es que no se si entretenida (depende de mi habilidad para describir acciones instantáneas) pero interesante va a ser... Y voy a introducir algo que vengo omitiendo y que es un dato clave del Fic.
Por ahora adelanté demasiado, nos leemos en el proximo Cap! (o por MSN, el que quiera)
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#31
Moska~

Moska~

    asdf~

  • Crema y Nata
  • 2281 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Lima / Peru
  • Badge:
Mach, sigo esperando ese capitulo ke dices porfa... tengo ganas de leerlo
  • 0

Comentar Imagen

Moska~

Pks~

SI alguien tiene C.s 1.6 No steam.. avisarme por MP asi nos tiramos una guerrita :3


#32
TeWéDe

TeWéDe

    Futboool <3

  • Crema y Nata
  • 4316 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Perú ~ Lima
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:


Mach seguimos todos tus fans esperando el siguiente episodio nos dejastes con la intriga el episodio pasado.


[X4U~]
  • 0

#33
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
Bueno, bueno, pido perdón por la tardanza. De verdad, no tengo intención de dejar esto por la mitad. Lo que pasó fue simple: Este, es el primer capítulo que cuando lo terminé no me dejó del todo satisfecho, eso es algo común. Así, que usé un truco que me sirve bastante: Esperé un par de días y lo leí como si fuera un lector, que no sabe nada de la historia. Hacer eso es algo que creo ya me sale bastante bien, y leyendolo de esa manera quede bastante satisfecho, aunque hice un par de cambios. Disfruten el capitulo, para el proximo voy a tardar menos todavía como compensación (ya está escrito pero faltan las revisiones) y creo que va a haber pregunta analítica :blink:.

----------------------------------------




Capítulo 8: Dos veces en un día

- ¿Fuiste tú el que se rió así verdad Ken? – Susurró Alex con vos temblorosa

- Por supuesto, tú sabes que yo siempre me reído como un loco psicópata – Le respondió sarcásticamente.

Pasaron varios minutos en que todos se miraron mutuamente, sin moverse de su lugar. Solo Ken había notado que la llama de su pokemon había comenzado a menguar a causa del frío.

- Deberíamos movernos de aquí, e ir a acampar a la pradera... – Sugirió Alex.

- Pues... estoy de acuerdo, Si alguien capaz de reír de esa manera está por aquí mejor no quedarnos en el mismo lugar... – Aportó Ken

- La verdad sinceramente espero que sea una persona... – Dijo Louise, asustada, mientras se reincorporaba y los tres comenzaban a caminar.

- Alex, Louise... ¿Qué rumores hay acerca de este bosque?

- Se supone que la vegetación cobra vida por la noche. – Le respondió su amigo con toda naturalidad.

- Ah, ya veo, somos tres chicos comunes y corrientes en una situación corriente: Vagando de noche en un bosque maldito. ¡¿Cómo rayos no te diste cuenta de que estábamos adentrándonos aquí?!

- ¡Hey! ¡¿Y cómo no lo supiste tú?! – Ambos comenzaban a levantar la voz

- Tendría que contratarte como guía personal Alex, el eslogan atraería a toda la clientela: “Piérdase conmigo en un bosque maldito”

- Oh, lamento no cumplir con sus expectativas GRAN VIAJERO – dijo Alex respondiendo al sarcasmo. Ambos se fulminaban con la mirada, idos.

- ¡CALLENSE! – Exclamó Louise. – Lo que sea que esté por aquí va a oírnos. Debemos ser sigilosos...

Y de repente todos se estremecieron. La misma risa maléfica resonaba en sus oídos.

- Olvídenlo y corran... – Exclamó la chica antes de largarse de allí, seguida de los muchachos.

Y entonces...

- ¡¿Pero qué?!... – Una raíz apareció mágicamente a la altura de la rodilla de Alex, haciendo que tropezase y se llevase consigo a Ken, y a Louise. El peso del bolso (cargada con todas las cosas del viaje, incluyendo las carpas) los tiró al suelo.

Enredaderas salían de él y comenzaban a rodearlos sin escapatoria. Louise se incorporó dispuesta a enviar a alguno de sus pokemon cuando una cepa salió de la nada y la tumbó de vuelta. Alex intentó tomar su pokebola de Pikachu, y del mismo suelo una enredadera le tomó la mano.

- ¡Charmander usa ascuas! – gritó Ken desde el suelo.

El pokemon comenzó a liberar cortos alientos de fuego por la boca y quemando las distintas cepas y ramas que repentinamente habían cobrado vida. Alex retiró el agarre de su mano derecha con la izquierda. Los tres comenzaron a correr desesperadamente.

- ¡¡¡¡¡Maldita sea!!!!!

- Ya cállate – le reprendió la chica a Ken. Charmander se había colgado de su hombro y le estaba arañando, asustado.

A los pocos metros, el viento comenzó a soplar bastante fuerte. Y ellos lo notaron, y se detuvieron.

- Que rayos... – Alex empujó a los otros dos al suelo, justo antes de que una ráfaga cargada de hojas los alcanzara. Alex no se arrojó a tiempo y una de las hojas le rozó la mejilla, provocando un corte. – ¡Ah!

Los tres habían terminado en el suelo, de nuevo. Alex se limpió la sangre en su mejilla con la manga de su buzo.

- Tiene que haber una explicación... - Susurró Ken, pensativo y estresado por lo que estaban pasando.

- La hay: el bosque está maldito – Le respondió Louise

- Una explicación lógica... quizá... he oído que en ciertos lugares los pokemon protegen su territorio y echan a los entrenadores... -

- Hablas de lógica y no la usas Ken... ¿Has visto acaso un maldito pokemon por ahora? – Le reprendió Alex.

- Pues no... Pero por si acaso debemos prestar atención a nuestro alrededor. Alex, pásame la linterna de la mochila.

- ¿Cuál linterna?

- No es momento para bromas Alex, debemos irnos ahora...

- No estoy bromeando... hemos olvidado llevar linternas... – Le dijo Alex, cerrando los ojos y esperando la reacción.

Uno...dos... tres.

- Alex... eres un idiota, se supone que tu te encargaras de conseguir este tipo de...
- Cállate – Le cortó Louise. Ken la fulminó con la mirada – No hay tiempo. En aquella pradera no hay vegetación por lo que podremos acampar allí. ¿Quieren ser asesinados por plantas animadas o no?

Los tres se levantaron del suelo – otra vez- y comenzaron a caminar, en la dirección en la que creían quedaba el “punto seguro”.

- ¿Seguros que esta es la dirección correcta? –

- Mmm... No lo se Alex, pero ¿Por qué no le preguntamos a los árboles parlantes? Insisto: Esto es una farsa. -

- Claro Ken – le dijo Louise – La risa es producto de nuestra imaginación.

- Claro que no, es solamente la sanísima risa del fantasma de Canterville – Respondió el chico recurriendo nuevamente al sarcasmo -lo digo en serio, esto debe tener una solución lógica... lo de las plantas puede ser algún pokemon psíquico controlándolas o algo... – Aportó Ken

Y ese fue el último comentario de aquella conversación. Ken dio una mirada de soslayo hacia atrás, y largó a correr, con Charmander en su hombro.

- ¿Adonde vas? – le preguntaron Alex y Louise. No obtuvieron respuesta, Ken seguía en esa dirección, por lo que lo siguieron.

~o~o~

- Más simple imposible... – Susurró el chico. – El pokemon delante de sí intentaba escapar. – pokemon de planta... y debe haber más por aquí... Una de dos: O los pokemon de aquí son muy inteligentes, o alguien los dirige. – Lo había entendido justamente en el momento en que su mirada volteó hacia arriba.

-...Lo de las plantas puede ser algún pokemon psíquico controlándolas o algo. – Ken dirigió la mirada hacia el cielo. Había pokemon voladores por allí; Ellos no parecían estar asustados. Si algo realmente extraño pasaba en el bosque, ellos lo notarían...

En el silencio Ken notó como algo salía de entre la copa de un arbol y corría en dirección opuesta a donde ellos estaban mirando.

- Que ingeniosa idea... – susurró Ken, y se largó a correr


- ¡Tu no te largas de aquí! – Después de varios minutos de trote, Ken se abalanzó sobre el pokemon y lo atrapó en sus brazos.

“Veamos... Si lo capturo y le pido que les diga a sus amigos en los árboles que nos dejen tranquilos, lo harán” Pensó satisfecho Ken. Tomó al pequeño Bellsprout con uno de sus brazos, llevó la mano al bolsillo de su mochila y extrajo una pokebola, que lanzó al pequeño Bellsprout. Esta le rebotó y volvió a la mano del chico.

- Demonios... no puede ser que esto me suceda dos veces en un día – dijo Ken. Guardó la pokebola. Si ese pokemon tenía dueño, entonces no era parte de toda la faena, ¿o sí?

- Déjalo ir – le ordenó una voz. El dueño de ella se le acercó de las sombras.

- ¿Quién eres? – le preguntó Ken. El hombre ignoró la pregunta, y se le acercó más.

Aquella persona parecía sacada de una película. Llevaba un sobretodo púrpura, que dejaba un brazo descubierto, en el que tenía seis pokebolas. En su mano izquierda, tenía un pequeño micrófono, y, lo más extraño, llevaba una especie de lente en su ojo. Ken se preguntó para qué serían las últimas dos cosas.

- Entrégame mi pokemon. – Le exigió. – O sino...

- ¿O sino qué? – Preguntó Ken, desfiante. Le había enojado aquella amenaza. Como respuesta, el extraño chasqueó los dedos.

De las copas de los árboles cercanos, comenzaron a salir especimenes de Bellsprouts y Weepinbells, que se ubicaron uno al lado del otro.

- Oh... – dijo Ken. - ¿Acaso eres el dueño de todos esos pokemon? Se ve que tienes tiempo libre... – Dijo el chico con ironía, en realidad para ocultar su enojo y embarazo al ver que fue embaucado.

Sintiéndose obligado, Ken soltó al pequeño Bellsprout, que corrió directo a su amo. Para sorpresa de Ken, éste se agachó y lo abrazó.

- Ya, ya... – le susurró – No debí perderte, ya estás bien... – El pokemon se colgó a su hombro.

- Que bien que me lo diste. Su hermano se hubiese molestado mucho contigo si lo hirieses. -

- Me importa un comino. ¿Qué tienes contra mi eh? ¿Quién te crees para usar a los pokemon para atacarnos aquí? -

- Oh lo siento niño... pero no es nada personal, llevo haciéndolo mucho tiempo. Pero tú sobre todo tienes mala suerte. Si Viny no se hubiese perdido no te hubieras encontrado conmigo. No puedo dejar irte, tú ya sabes mi... -

- Tú ya sabes mi secreto ¡huy huy! – Le cortó Ken, enfadado – Eres un cobarde, ¡si tienes agallas aceptarás mi reto y tendrás una batalla pokemon conmigo! -

- Que insolente... aunque audaz. Otra persona estaría rogando por su vida. Si quieres pelea... ¿Quién quiere batallar? – le preguntó a sus pokemon. Un Weepinbell saltó hacia delante. -

- Mi turno... – Dijo Ken. Unos pasos se escucharon desde atrás.

- ¿Qué está pasando? – Exclamó Alex, mientras llegaba - ¿Quién es este?

- El causante de todo esto – respondió Ken, tajante.

- Yo te elijo, ¡Charmander! – Envió a su pokemon al campo de batalla.

----------------------------------------


Hasta el próximo capitulo, un saludo.
Ah, de paso dos cosas:

Uno, Estoy realmente agradecido de que muestren este interes por la historia, me pone contento de verdad. Me insita a seguir escirbiendo cosa que obvio voy a hacer. Un secreto medio vergonsozo: Mi secreto es el sueño, las mejores ideas me vienen antes de dormir, por lo que a veces, antes de cerrar los ojos me viene una idea y ruego no olvidarmela al despertar xD. Así que, entretanto yo duerma placenteramente, la historia sigue en pié y va a tener un curso largo y entretenido.

Dos: Como ya había dicho, el próximo capítulo y más de la mitad del que le siguen (confirmo ese segundo dato) es pura batalla pokemon. Les pido que las cortas (o no tanto) escenas de batalla que escribí hasta ahora, si hubo algo que les pareció que puede mejorarse me lo digan acá o por MP, así puedo hacer buenas correcciones y dar un buen espectaculo :(.

Chao!

Ah, la última última cosa: El que puse hoy es un TEMAZO, así que les RUEGO que opinen de él además de opinar del capítulo (si gustan de hacerlo, obviamente). Me harían igual de feliz que comentando la historia :huh:. El título al español es "Cayendo", cosa que cuadra con el argumento del capítulo, ya que se muestra que los protas cayeron en la trampa.
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#34
TeWéDe

TeWéDe

    Futboool <3

  • Crema y Nata
  • 4316 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Perú ~ Lima
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:


:blink: Excelente FIC!!!!!
te mereces un aplauso!!!
Aplausos!!!!
buen FIC esta recontrainteresante :( sigue asi voy a esperar el siguiente capitulo con la esperada batalla:
KEN- VS EL BOSQUE MALDITO-
jejejej y tambien me dio risa cuando KEN maldecia todo el tiempo a Alex por no traer las linternas jejeje espero el siguiente capitulo y magnifico FIC primera vez que veo un FIC con tantas maldiciones jejeje


[X4U~]
  • 0

#35
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
Comienza el desafío!! Ken VS el dueño del ejercito vegetal...

que lo disfruten :(.

Y esuchen la música que pongo che ¬¬.

-------------------------------------------



Capítulo 9: El Hermano Mayor

El ambiente permaneció en un silencio sepulcral por un par de segundos. El desafío ya había comenzado y no había marcha atrás. Debían pelear para salir de aquel lugar.

- De acuerdo... será una batalla al mejor de tres encuentros – Dijo el portador del ejército vegetal.

- Bien, y si ganamos seremos libres de irnos, y además nos darás las explicaciones de cómo has hecho para que todos se alejaran de este bosque. En otras palabras, dejarás que revelemos el secreto, desde tus pokemon en las copas de los árboles hasta la risa maléfica, y entonces cuando esto se sepa la gente podrá volver a recorrer este lugar en paz – Dijo Ken, desafiante.

- “La risa maléfica”... – El hombre sonrió burlón – Ustedes me dan risa. Ha habido desapariciones aquí por años, y a ustedes les asusta tal estupidez. – El hombre accionó un botón de su reloj en la mano derecha (otro complemento) y aquel ruido estremecedor resonó por todos lados

- Tecnología – susurró Louise

- Claro, es solo un parlante de alta potencia. Este truco espanta a entrenadores ilusos como ustedes. Pero lo que realmente aleja a las personas es el misterio. Nunca importó a nadie qué fuera lo que causaba escándalo, si algo normal o anormal. Lo importante es que si entrabas aquí, desaparecías, como lo harán ustedes. – Y, con otro aporte sorprendente, el hombre mostró una sonrisa triste. - Lo lamento, pero no debieron entrar aquí. No es de mi gusto hacer esta labor, pero el fin justifica los medios.

Alex y Louise retrocedieron, más asustados que nunca. El hecho de que ese hombre tuviese la intención de borrarlos del mapa por haber estado en el lugar equivocado los causaba pavor. Pero Ken no retrocedió.

- Vete al demonio – Le dijo al hombre, con el ceño fruncido. – Ascuas, Charmander – Dijo con una fría determinación.

- Ya sabes que hacer- se limitó a decir el hombre. Con un eficaz movimiento el Weepinbell giró sobre su cabeza (o sea sí mismo) y esquivó el ataque.

Y la batalla comenzó. Según las indicaciones de su entrenador, Charmander se movía con agilidad intentando atacar directamente a su oponente. El ataque de ascuas hacia preferencia, con un intento de acabar la batalla usando la ventaja del tipo fuego sobre el tipo hierba. Y mientras que el extraño agresor callaba y observaba, el pokemon de planta llevaba claramente la ventaja. Haciendo movimientos con gracia el Weepinbell esquivaba los ataques de su oponente y contraatacaba con embestidas feroces, o ataques de hojas navaja. Charmander iba quedando exhausto y el pokemon de hierba solo calentaba. La diferencia de experiencia se hacía notar.

- ¡Charmander, Cuchillada Ardiente! – Ordenó su pokemon. El poseedor de los pokemon hierba se sorprendió.

- Aquel es un movimiento de fuego muy avanzado – Espetó. Y volvió a callar, dejando que la acción continuase.

Las garras de ambas manos de Charmander adquirieron una especia de brillo rojizo, como metal ardiente. Las puso en alto y dio un rápido trote hacia el Weepinbell. Pero ese pokemon, mostrando una vez más su superioridad se posicionó detrás de Charmander con mayor agilidad y lo embistió fuertemente. Charmander cayó de espaldas al suelo, interceptado.

- Oh rayos, no quiero terminar aquí... – Dijo Alex, con terror. Claramente le preocupaba la dirección que la batalla tomaba.

El pokemon del entrenador con extraños atuendos envolvió al pokemon de fuego usando la habilidad de látigo cepa.

- De manera simple Weepinbell. Restricción – La única orden de aquella persona en toda la batalla.

Su pokemon empezó a ejercer presión sobre el pequeño cuerpo de Charmander, que se asfixiaba lenta y pausadamente, forcejeaba y no podía liberarse del agarre.

- ¡Déjalo ir, se va a asfixiar! – Exclamó Ken. Pero el otro hizo caso omiso.

El aire se le estaba por acabar al pequeño pokemon, que ya no podía contener la respiración.

- ¡No! ¡Suéltalo ahora! -

La llama de la cola de Charmander comenzaba a apagarse. Louise soltó un grito ahogado y Alex cerró los puños.
Weepinbell acercó el cuerpo de su contrincante, y ejerció más fuerza sobre él. La cola ya estaba casi apagada. Y, en un último intento, a esa corta distancia Charmander soltó un ataque de ascuas, que le dio de lleno en la cara a Weepinbell.
Milagrosamente, el pokemon de fuego se había librado del agarre.

- Maldita sea... – Murmuró el oponente de Ken.

- ¡Arañazo! – El pokemon de Ken desgarró con su mano derecha al Weepinbell, que dio un quejido - ¡Ascuas! – Y Ken no tenía piedad. Estaba enfurecido. El ataque volvió a dar de lleno a la cara de Weepinbell.

- Vaya – articuló el dueño del pokemon en actual desventaja. No movía un dedo para ayudar a su pokemon.

- Cuchillada Ardiente – Ordenó Ken. Era hora de acabar el primer encuentro.

Charmander levantó ambas garras, que volvieron a adquirir el brillo similar a un metal ardiente. El descenso de las garras transcurrió en cámara lenta, como una ejecución a sangre fría.

- ¡Ken, no! -

Ken levantó la cabeza. Louise había implorado que no atacase al pequeño pokemon. Giró de vuelta la cabeza hacia su oponente, que tenía una mezcla de sorpresa y pánico. Qué raro, pensó el chico, ya que hacía dos segundos no se preocupaba en lo más mínimo de ese pokemon. El ataque hizo impacto.

- Sprouut... – Un gemido de dolor. Ken alzó la vista y entendió. Entonces su mirada mostró horror.

El pequeño Bellsprout había saltado a recibir el impacto por su amigo. Charmander se había arrodillado al lado de él con una mirada perdida.

- Rayos... – Susurró Ken.

- Lo vas a lamentar – El dueño del Bellsprout lo tomó en sus brazos y lo dejó reposar en el tronco de un árbol, inconsciente. Estaba vivo, al menos – Ten por seguro que lo vas a lamentar. ¿Te llamas Ken? Ken, conoce al hermano mayor de ese Bellsprout. ¡Ve y castígalos, Victreebel!

- ¿Victreebel? – Ken tomó su pokedex, dispuesto a analizarlo

Victreebel, el pokemon campana devoradora. Engaña a su presa con un dulce aroma a miel. Una vez atrapada, la presa perderá hasta sus huesos

Deseó no haberse fijado en aquello.

- Victreebel, usa polvo somnífero.

Desde su boca liberó pequeñas partículas con un brillo verde que se expandieron por el aire.

- ¡Tápense la boca y la nariz! – Les ordenó Alex a todos, mientras el mismo lo hacía.

Pero el movimiento hizo efecto en Charmander, que fue cayendo dormido.

- Devora, Victreebel. -

- Pero que hijo de.... – Alcanzó a decir Alex, antes de ser suprimido por un grito de Charmander, que había despertado en el momento que la cavidad de Victreebel lo alcanzó.

- Bendito ácido... Este pokemon es una joya, nadie jamás pudo escapar de los ácidos de su boca.

Todos reaccionaron con pudor, y este aumentó aún más cuando Charmander se puso a gritar aún más fuerte.

- ¡Regresa! – Ken intentó meter a Charmander en su pokebola, con éxito. Victreebel gruño molesto.

- Bien, me harás dejar de esperar ¿verdad? – sugirió el amo de tan terrorífico pokemon.

- No hemos acabado... – Respondió Ken.

Alex se indignó

- ¿Estas loco? ¿Acaso quieres que devore a tus pokemon? -

- Va a hacerlo de todas formas, a menos que ganemos.

Ken llevó a su bolsillo una mano y extrajo otra pokebola. La miró con aprensión. Si no cooperaba la cosa iba a terminar mal...

- Escúchame, se que estas enfadado pero... – Ken se interrumpió a si mismo.

No, no importase la situación no iba a darle de baja a su orgullo. No iba a rebajarse a rogar.

– Escúchame bien – Se volvió a dirigir a la pokebola con un tono demandante – Estamos a punto de ser víctimas de un loco psicópata que tiene por objetivo desaparecernos, solo porque entramos a este bosque. ¿Sabes? Si hubieses luchado conmigo contra el lider de ciudad Cerulean quizá hubiesemos ganado y quizá no estuviesemos aquí. Así que si no mueves tu maldito trasero fuera de esa pokebola yo te voy a... – Ken no terminó la frase.

El dispositivo se abrió de repente, y el pokemon salió de él.

-------------------------------------------


  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#36
TeWéDe

TeWéDe

    Futboool <3

  • Crema y Nata
  • 4316 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Perú ~ Lima
  • Fav Type Pokémon:
  • Badge:


jajajajaaj buen Fic amigo estubo interesante :( y a la vez gracioso jejeje
esas palabrotas ijo de.... lo que dijo alex y lo que dijo ken al final cuando le hablaba a la pokeball jejeje estubo gracioso :blink:

Buen FIC sigue asi esta interesante :huh:
espero el siguiente episodio
  • 0

#37
Moska~

Moska~

    asdf~

  • Crema y Nata
  • 2281 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Lima / Peru
  • Badge:
o.O ke wen fic... cada vez mas interesante... mas me cae ken xD!

salu2! :(
  • 0

Comentar Imagen

Moska~

Pks~

SI alguien tiene C.s 1.6 No steam.. avisarme por MP asi nos tiramos una guerrita :3


#38
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
Gracias por los comentarios. Pasado mañana (a más tardar) posteo el capítulo 10, que ya está escrito (faltan las correcciones y demás) y ya pensé la canción que lo va a musicalizar ya que va con el título a la perfección.
El próximo capítulo viene con una pregunta análitica, así que preparados :(.

un saludo!

EDITO: Bueno moska, realmente me hace sentir bien el que me digas que disfrutas la historia. Y yo como siempre me esfuerzo. A pedido tuyo la pregunta no va a tener que ver con la canción (en realidad ya tenía pensada la pregunta pero igual cumplía con tu deseo XD). Va a tener que ver con Pokemon que es un terreno que conocemos todos pero igual no a va a ser simple... va a requerir que presten atención.
  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~


#39
Moska~

Moska~

    asdf~

  • Crema y Nata
  • 2281 Mensajes
  • Gender:
  • Location:Lima / Peru
  • Badge:
espero ke la pregunta no tenga ke ver kon la cancion xD! broma... te keria felicitar por tu buen fic... ( es el uniko ke sigo sin parar pero shhhhh ) xD!

salu2! :(
  • 0

Comentar Imagen

Moska~

Pks~

SI alguien tiene C.s 1.6 No steam.. avisarme por MP asi nos tiramos una guerrita :3


#40
~Matt~

~Matt~

    Lider de Gimnasio Especial

  • Member
  • 385 Mensajes
  • Gender:
Ok, capitulo 10.

Acá va la pregunta del capítulo:

En este capítulo, se rompe una caracterísitca básica de las batallas, de los videojuegos de pokemon. ¿Cual es esa característica?

--------------------------------------------




Capítulo 10: La colisión del Relámpago

Shinx terminó de materializarse en el hombro de su dueño. Acto seguido, libero una descarga eléctrica. Ken gritó molestamente.

- ¡Basta Shinx! – Llevó una mano a su bolsillo, sacó un guante que se puso en la otra mano y tomó al pokemon – Deja de hacer escándalo, estamos en aprietos.

El pokemon gruño, empacado.

- Escucha... – Empezó Ken, relajando el ambiente. – Entiendo que te enojases conmigo por ser un idiota, y que no quisieses salir. Pero si no mueves tu trasero allí enfrentas a aquel Victreebel terminarás en su estómago, ¿Capicsi?

Shinx volvió a saltar al hombro de su amo y descargó electricidad sobre él. No obstante, luego le dio una suave lamida amistosa en la mejilla y saltó al pasto.

- Así me gusta... – Le dijo Ken.

Mientras tanto, Louise no quitaba la mirada de aquel pokemon. Alex comprendía por qué, tanto a él como a Ken les había pasado la primera vez que lo vieron.

- Y el se enojó por no poder capturar a mi Nidoran... – Susurró ella

- Bueno, no solo el color es especial – Dijo Alex

Pues sí. El Shinx, que fulminaba con la mirada al “hermano mayor”, era relativamente pequeño, quizá demasiado. Y lo que sorprendía, era su amarillento color. Porque las imágenes o escasos especimenes de Shinx solían ser azul claro, ¿o no?
En el cuello de aquel pokemon colgaba una cadena con un extraño amuleto de piedra.

- ¿Qué es eso? – preguntó Louise, señalando el objeto de la cadena.

- Es un amuleto muy especial para ambos – Señalo a Ken y a su pokemon – Está hecho de eternapiedra .

- Ah... -

Victreebel gruño

- No te quejes... ya te voy a dar de comer – le reprochó su amo. A Ken le dieron ganas de vomitar.

- Terminemos con esto... – Dijo.

- Hazme los honores – Le respondió el otro.

- Shinx... ¡Multiplícate! -

- Victreebel, alerta -

Y Shinx comenzó el espectáculo. Usando una velocidad abismal “rodeó” a Victreebel, que no sabía donde subir la guardia.

- Chispa – Y todas las réplicas cargaron su cuerpo con electricidad, y cargaron contra el enemigo.

- ¡Usa hojas navaja en todas las direcciones Victreebel, no dejes que te alcance! -

Con ese movimiento las réplicas comenzaron a desaparecer, hasta el punto de que no quedó ninguna. ¿Dónde estaba el real?

- ¡Cuidado! – Advirtió a Victreebel su dueño.

Demasiado tarde, Shinx colisionó con él por detrás. Victreebel intentó retroceder, pero no consiguió estirarse para arrastrarse: Estaba paralizado.

- Hermoso – Susurró Ken. – Shinx, repítelo. -

Shinx, con esa excelsa agilidad volvió a multiplicarse, y a cargar su cuerpo con electricidad. El extraño sonrió, triunfante.

- Victreebel, polvo somnífero. –

- Oh no... Shinx, retrocede – Le ordenó Ken – Evita dormirte a toda costa. -

Y claro. Si Shinx caía dormido, era el fin. Las copias se desvanecieron y el pequeño pokemon amarillo se refugió en la copa de un árbol. Un segundo. Treinta segundos, un minuto. El aire volvía a su estado normal.

- ¡Shinx, salta y usa Chispa! – Le dijo Ken. Si ese ataque, impulsado por el salto daba en el blanco, sería la victoria.

- ¡Perfecto! – gritó el entrenador contrincante, triunfante. Su plan funcionaba. – ¡Látigo Cepa! -

- ¡Demonios no! – Exclamó Ken. No había vuelta atrás, Su pokemon había caído en la trampa de Victreebel, que se había librado de la parálisis.

- Estás frito. – Le dijo a Ken el otro.

- Claro que no, Shinx ¡usa onda de choque! – Su pokemon descargó contra el Victreebel, pero este no aflojó el agarre.

- Es resistente a la electricidad ya lo ves. Como te dije antes, estás frito. Victreebel, polvo somnífero. -

Y esta vez no tenía escape. Shinx iba a caer dormido, no había forma de escapar... a menos que...

- ¡Ya se! Shinx, multiplícate – El último intento. Y mientras el escurridizo pokemon de Ken se colaba por segunda vez en la copa de un arbol, Victreebel quedaba con las manos (o cepas) vacías.

- ¿Cómo? – Exclamó confundido el dueño de Victreebel

- Es sorprendente lo que se puede hacer cuando usas inteligentemente la velocidad, ¿No crees? – Se burló Ken, para luego poner su semblante serio. Su vida estaba en peligro, rayos. Era la segunda vez que se divertía en un momento inoportuno. No era hora de disfrutar la batalla, por más entretenida que fuese.

Victreebel lanzó un ataque de hojas navaja hacia el árbol donde Shinx estaba, obligándolo a salir de allí, para sujetarlo con sus cepas. No obstante Shinx lo esquivó, se impulsó con el tronco de un árbol y lo embistió, para volver a saltar a la copa del mismo árbol antes de respirar las peligrosas partículas somníferas, aún dispersas en el aire. Ken sonrió complacido. Se podía decir que llevaba la ventaja, aunque también era alarmante el hecho de que con un error Shinx podría caer presa del sueño. Definitivamente había entendido lo peligroso que aquel oponente llegaba a ser. Era alguien preparado para esa situación, que llevaba haciendo lo mismo por mucho tiempo (es decir, ahuyentar gente del bosque). Pero ¿Por qué?

- ¡Esquivalo Shinx! – El ataque de hojas navaja no dio en el blanco por segunda vez, mientras Shinx embestía a su oponente. Aquella vez no hubo necesidad de refugiarse en un árbol, ya que el somnífero se había acabado.

- ¡Látigo Cepa! – Y un latigazo golpeó a Shinx en la mejilla, lanzándolo por los aires – Hojas navaja – El otro se reincorporó y lo esquivó.

- Shinx, usa Onda de Choques – Dijo Ken.

El ataque eléctrico de Shinx, una onda eléctrica tremendamente veloz golpeó a Victreebel, sin hacerle mucho daño; más bien desconcentrándolo brevemente.

- ¡Ahora atácalo con una embestida! – Shinx embistió fuertemente a Victreebel.

La batalla continuó de una manera similar por un período de tiempo. A un costado, Alex y Louise observaban la batalla.

- Ese pokemon es impresionante... es veloz, y fuerte... ¿Cómo consiguió tal fortaleza si tan solo lleva este tiempo de viaje? – Se preguntó Louise.

- Ken comenzó su viaje hace dos días conmigo, pero no es entrenador desde hace ese tiempo. Ese Shinx ha entrenado con Ken desde que tiene ocho años. – Louise levantó una ceja

- Vaya... -

- Ken ha estado un poco raro estos días, quizá te has llevado una extraña impresión. Pero te puedo asegurar tres cosas: es una excelente persona, ama a sus pokemon y es un excelso entrenador. Se ha negado a viajar por mucho tiempo, por eso no ha podido poner a prueba sus habilidades en circunstancias reales. Lo conozco, y creo que en este momento se está probando a si mismo. – Alex se rascó la cabeza. Por alguna razón el giro que el enfrentamiento había tomado desde que Shinx salió al combate lo había tranquilizado. Todavía no estaban perdidos...

- Sí bueno... esta es una circunstancia demasiado real. ¿Crees que salgamos de esta? – Alex bajó la cabeza.

- Bueno... a decir verdad dudo que ese maldito nos deje ir de todas formas. -

- Ya veo... -

¡PUMM!

Shinx había colisionado con un árbol tras ser golpeado por los látigos cepa de Victreebel.

- ¡Levántate! -

- Hojas Navaja -

Una ráfaga de hojas filosas fueron dirigidas al pokemon de Ken, que se incorporó a toda velocidad y se refugió detrás del árbol.

- Shinx, súbete a la copa del árbol. Es hora de terminar esto. – Dijo serio, Ken.

- ¡Hojas Navaja! – Ken sonrió al ver como Shinx evitaba el ataque y subía a la copa de aquel árbol. El ataque de hojas navaja cortó una gruesa rama del árbol, que cayó al suelo.

- Eres persistente – Ken sonrió.

- Lo sé. Oye, me estoy aburriendo. ¿Podemos terminar esto por favor? – Su oponente sonrió de igual manera.

- Si así lo deseas... Victreebel, usa Polvo Somnífero... – Ken enarcó una ceja.

“Para qué querrá usar ese movimiento si Shinx está a salvo en la copa del árbol...”

Los pensamientos de Ken se vieron interrumpidos cuando comenzó a aspirar el polvo somnífero. Se tapó la nariz automáticamente.

- ¡Así es! Ahora Victreebel, ¡usa Tormenta de Hojas! – Ken abrió los ojos desmesuradamente. “Demonios...”

- Shinx, ¡escapa a donde sea pero sal de ese árbol! – Un remolino de hojas se había formado alrededor de Victreebel que se inclinaba para lanzarlo en dirección a Shinx.

- ¡No Ken! Si lo hace caerá dormido por el ataque de Polvo Somnífero... – Le exclamó Alex. Ken maldijo en voz baja.

- ¡Ahora! – Y el remolino rodeó el árbol donde Shinx se encontraba.

No había escapatoria. Estaba rodeado por el ataque, que lo dañaba a cada segundo. Los quejidos de Shinx se escuchaban disminuidos, ya que se encontraba dentro de la copa del árbol. Pasaron dos minutos, el ataque cesó y Shinx cayó al suelo, con dificultades para levantarse.

- ¡Bien, Ahora usa...! – Ken interrumpió a su oponente

- Es todo, ganaste. – Dijo Ken, con una mano en alto. El otro mostró un rostro confundido. Alex bajaba la cabeza. – Shinx ya no está en condiciones de seguir. Tú ganas. -

- Pero... – Comenzó el extraño – Tu pokemon aún puede luchar niño. ¿Vas a rendirte aún sabiendo que tu única opción para salir de aquí es seguir peleando?

- No lo podrías haber dicho mejor. – Ironizó Ken. Comenzó a acercarse a su pokemon. – Está bien Shinx... – Susurró con tono dulce – Lo hiciste muy bien. Déjame cargarte... – Se le había acercado dispuesto a tomar a su pokemon en sus brazos.

- Es una pena... – Dijo Alex, con los ojos cerrados.

- Bien Shinx, relája... ¡AH! – Un gritó de dolor, Ken soltó a Shinx. - ¡¿Por qué me muerdes?! – Le regañó. Shinx lanzó una onda de choques contra su dueño. – ¡Déjate de bobadas! – Alex rió. No iban a cambiar nunca.

- Hey niño. Creo que no te das cuenta que tu pokemon aún quiere pelear. – Le dijo el dueño del Victreebel.

Ken lo miró.

- Me importa un comino, no está en condiciones. – Como respuesta, su pokemon lo embistió y tiró al suelo, para darle mordiscones.

La risa de Alex se convirtió en una carcajada.

- ¡Auch! ¡Basta! ¡Basta Shinx! -

- Déjalo pelear y ya – Le dijo el otro. – Chico, esté en condiciones o no tu pokemon tiene deseos de combatir. Por más que te preocupes por él, deberías ceder a sus deseos. Son un equipo. – Una mueca de ira rondó en la cara de Ken.

- ¿Tu que sabes de eso desgraciado? – Le respondió con ira – Dejaste que tu otro pokemon fuese apaleado por el mío sin siquiera ayudarlo -

- ¿Cómo iba a saber que Viny se iba a interponer en el ataque de tu pokemon? -

- Me refería al Weepinbell. – Lo fulminó con la mirada – No tienes idea de lo que es un equipo. No voy a dejar que pelee.

- De hecho creo que deberías dejarlo pelear Ken. – Le dijo Alex, sorprendiéndolo.

- ¿Qué rayos dices? -

- Que en parte tiene razón. Shinx tiene ego Ken, quiere mostrar que es más fuerte. Tú también deberías. Este hombre nos ha amenazado y a herido a Charmander, ¡tienes que defenderte! – Ken abrió los ojos con sorpresa. Se giró hacia su pokemon.

- ¿Eso quieres? – Le preguntó a Shinx, con voz suave.

El pokemon asintió.

- Bien... – Y se alejó de Shinx, que se había puesto de pié (mejor dicho en sus cuatro patas). – Acabemos.

- Acabemos – Repitió su contrincante.

- ¿Listo Shinx? – El pokemon dio un gruñido desafiante como respuesta. – ¡Usa Carga! – Y un brillo azul eléctrico rodeó los ojos de Shinx. Su cuerpo se rodeó de un aura eléctrica, bastante potente, llegando a dar algo de luz alrededor de él.

Victreebel gruño.

- ¡Ve por él Shinx! – Shinx acortaba las distancias.

- ¡Atácalo con Doble Poder Victreebel! – Y las distancias se acortaban más.

Se acercaba el punto de colisión.

- De acuerdo, es el momento, el golpe final: ¡¡Shinx, usa Colisión de Relámpago !! – Y la cola de Shinx, se cargó completamente de energía eléctrica, iluminando el área completa.

El oponente de Ken se sobresaltó.

- ¡¿Pero qué?! -

Un segundo antes de la colisión Shinx dio un giro, golpeando a Victreebel con la cola. Ambos ataques chocaron; El golpe de Shinx liberó toda la energía en el impacto.

Todos los presentes lo sintieron todo en cámara lenta.

- Demonios... -

Victreebel fue lanzado con toda la fuerza del impacto contra un árbol, para quedar inconsciente.

- Ha ganado... – Alex se regocijaba. Shinx respiraba dificultosamente. Ya no se podía mantener de pié. Ken fue corriendo hacia él y lo tomó en sus brazos. – Te felicito... – Le dijo con una sonrisa.

El oponente de ellos sonreía también. Una sonrisa ambiciosa, buscando más de lo mismo. Ken lo miró a los ojos, y se asustó.

- Bien, eso fue duro – Dijo - ¿Listo para el tercer encuentro? – Llevó una mano a su brazo, donde tenía más pokebolas.

La cara de Ken se contorsionó.

- Te he ganado – Le dijo Ken, para luego resoplar – No vas a dejarnos ir aunque haya ganado, ¿verdad? -

- Claro que los dejaré ir si ganas – Le dijo – pero esto fue un empate. Tu pokemon tampoco puede continuar peleando, ¿o si? -

Ken perdió su autocontrol.

- ¡Estas de broma! ¡Tienes dos pokemon en estado grave, y yo también tengo uno, además de que el pokemon en mis brazos esta exhausto! Olvidemos esto y vámonos... – Le dijo, dándole la espalda.

- Te rehúsas a pelear... – Le dijo. Bien, no te puedo dejar ir. Es una pena – Recitó una vez más en la noche.

- Eres un demente – Le dijo Ken – Además de un mal perdedor... – El otro frunció el ceño.

- Siento que me veas así... – Dijo, acercándose peligrosamente a ellos, mientras tenía una pokebola en la mano.

¡PAFF!

Una mueca mezcla del dolor y sorpresa, y el dueño del ejército de planta cayó al suelo, con un serio traumatismo en la cabeza. Al lado de él estaba Louise, con una gruesa rama de árbol.

- Debiste evitar que tu pokemon la cortase con sus hojas – Le dijo con desprecio, tirando aquel pedazo de tronco al que se refería. – Vámonos de aquí, debo ir por mis cosas – Les dijo a los muchachos.

Los pokemon del lugar se dispersaban, ya que su dueño no estaba para decirles que hacer. Eran un ejército autómata.

- Espera – Dijo Ken mientras tomaba la pokebola del Victreebel y lo regresaba, así como hacía lo mismo con el Bellsprout. – No podemos dejarlos así. Los llevaremos a ciudad Liam al centro pokemon, para que alguien mejor que este desgraciado los recoja.

~o~o~

Apenas habían dormido. Habían acampado los tres juntos, en los límites del bosque Vitáfilo y Ciudad Liam. Alex se había encargado de tratar a los pokemon heridos, dejándolos más o menos saludables. Podrían hacer un mejor trabajo en el centro pokemon cuando llegasen. Esa mañana, Alex mandó a Ken y Louise a buscar algunas ramas para hacer una fogata, mientras él preparaba el desayuno. Estaba haciendo frío.

- Hey Louise... ¿recuerdas lo que te propusimos ayer? – Dijo Ken para iniciar una conversación.

- ¿Sobre viajar con ustedes? No lo sé, es posible. Podría pasármelo bien, pero no se si lo que quiero es tener una ruta fijada como la tienen ustedes. -

- ¿Pero acaso no vas a por los Gimnasios? Ah, ya se, eres coordinadora pokemon... – Louise negó con la cabeza

- Deseo ser observadora Pokemon. -

- ¡Ah! -

Silencio.

- Ken, tu pokemon también tiene un color extraño. ¿Por qué no me contaste? –dijo Louise señalando al Shinx en su hombro.

Ken rió brevemente, mientras tomaba una rama, comprobando que estuviese seca.

- Si bueno... no puedo decir que se me pasó el dato, pero... ya, en vez de excusarme te puedo contar ahora ¿De acuerdo? – Le dijo. Louise rió y asintió.

- Me lo regaló mi tío a los ocho años, mientras él viajaba por la región Shinnou. Somos un equipo desde entonces. Es un pokemon muy especial para mí. – Concluyó. Recibió un mordiscón amistoso por parte de su pokemon. Louise ya sabía eso, pero igual le agradó que Ken se lo contase.

- Oye, ese fabuloso movimiento de ayer... ¿Qué rayos fue? Y además... bueno, si es algo privado entenderé pero... ¿qué es ese colgante que Shinx lleva? Alex me dijo que era especial para ambos... – Ken se sonrojó. Le agradaba la idea de contarle sobre aquello, o sea: ¿qué mejor para agradarle que contarle una interesante aventura? Pero...

- Bueno... es una larga historia, a decir verdad... -

Ambos se sentaron en el pasto.

--------------------------------------------


  • 0

Comentar Imagen


~o~We Weren't Born to Follow~o~





0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos

Centro Pokemon PokéExperto Portal de Anime y Manga de KAMIKAZE FANSUB! Juegos gratis